¿Tu juguete trató de matarte?

Buena idea: Quieres avivar las actividades extracurriculares en el dormitorio y se te ocurrió comprar un par de cositas medio kinkys. Mala idea: Te gana el codo, prefieres gastar parte del presupuesto en la fiesta y ahora estás en urgencias, con un pedazo de tu “cosita kinky” encajado en las tripas, todo por no comprar…

Read More