Dick pics, una guía breve

Una guía breve para mandar (y recibir) fotos desnudo de forma respetuosa. 

Psic. Jacob Ortega

Twitter: @lejacoboy

Cada vez que he utilizado Grindr o alguna otra aplicación alguien siempre me pregunta que si mando nudes o me manda una bonita foto, no solicitada, de su pene u otra parte de su cuerpo y ya es tiempo de hablar de una suerte de etiqueta de las dickpics. 

Y es que hay todo tipo de fotos, desde las que parecen tomadas por une fotografe profesional, otras menos elaboradas pero con buena calidad, hasta esas fotos todas borrosas frente al espejo de un baño público o esas otras donde se ve la cama toda destendida con  bolsas de frituras o la ropa tirada por todo el cuarto.

Que alguien te diga “manda fotos” o “manda nudes” puede ser tanto incómodo como divertido. Si la petición viene en el momento correcto y es hecha por el bato que te gustó, puede ser la oportunidad de llevar las cosas a un siguiente nivel… o sea, un paso más cerca de concretar un encuentro sexual con el morro que te gusta. 

El asunto ahora es, qué vas a mandar cuando alguien te pide un dick pic, qué cosas tomar en cuenta para que tu foto deje una buena impresión, al tiempo que tú exploras el terreno y no quedas tan expuesto. 

Te la tienen que pedir

Seamos claros en este punto, no mandes nudes no solicitadas. Empezar una conversación con la foto de un pene o unas nalgas que no pediste ver, no suele ser el mejor escenario. Considera que no sabes nada sobre la persona a la que le estás mandando tus fotos. ¿Quién es?, ¿le va a enseñar tus fotos a alguien más?, ¿qué pasaría si tu foto la ve alguien que no es la persona a la que se la mandaste?

Hey, y recuerda que si alguien te manda una foto a ti, te la esta mandando sólo a ti, no seas un patán y evita compartirla con otras personas. Alguien, allá afuera por la razón que sea decidió compartirte su intimidad y lo menos que puedes hacer es respetarlo. Además la ley está de su lado, puesto que desde 2019 en los códigos penales de las entidades federativas , existen una serie de modificaciones en las que se reconoce la violencia digital como un tipo de delito. Si quieres saber más al respecto, has una búsqueda en internet y lee sobre la, así llamada, Ley Olimpia.

Ahora, si ya decidiste que cuando te pidan una nude la vas a mandar, porque no preguntarle al bato con el que estás hablando, qué es lo que quiere ver. Quizá en vez de mandar una foto genérica de tu culo o tu pene, haya otros ángulos u otras fotos que puedas mandar y que incluso ayuden a que todos se pongan más en el mood sexual. 

Composición 

Así como el sexo es más que meterla y sacarla, hay mucho más en una foto desnudo, que tu pene o tu culo en el mismo angulo de siempre, este es el momento para ponerte creativo y conectar con ese ser sensual que habita dentro de ti. 

Hazle el amor a la cámara, baby. La iluminación puede ser un primer punto, así que experimenta con diferentes niveles y tonalidades, seguro que algunos te favorecen más que otros, después de todo no quieres mandar una mancha toda borrosa ¿verdad? Aprovecha los cientos de filtros que tienen las cámaras de hoy en día, un filtro rojo o una luz más suave, luz natural en vez de una luz blanca como de hospital, todos estos son elementos que puedes utilizar para mostrar todo eso que hay en ti.

Ahora, que te pidan una foto desnudo no significa un close up a tus genitales como si fueras a hacer un libro de anatomía o le fueras a hacer una consulta al médico por internet. Considera incluir otras partes de tu cuerpo, enseña pierna o parte de tu abdomen, todo esto ayuda a construir el deseo y a hacer la experiencia más humana.

Las fotos desnudo pueden tomarse desde muchos ángulos y capturar eso que más te gusta de ti, tu conoces tu cuerpo mejor que nadie (y sino es así, ahora es el momento) aprovecha eso. Una foto de tus piernas, de esos hombros espectaculares, de tu espalda o de tus brazos; es más ponte juguetón y haz una foto de tus labios, de tu ombligo o de tus pies. Todo eso puede contribuir a alimentar el deseo y la fantasía.

En muchas ocasiones, quizá sea mejor que no aparezca tu rostro, sobre todo si es una conversación con un desconocido. Que no se te vea la cara no es sólo bueno para tu privacidad, sino algo menos de que preocuparte a la hora de pensar en la composición de la foto.  

Algo que me enseñó mi mejor amiga, prefiere las fotos de arriba hacia abajo, esto además de estilizar la foto en general, ayuda a acentuar tu pecho y hombros. Aprende qué ángulos te gustan más y  aprovecha recursos como el timer y los tripiés, para tomar fotos que te gusten y resalten lo que quieras resaltar. 

¡Si vas a tomarle fotos a tu pene, tócalo! No estás fotografiando frutas en el supermercado, tu mano puesta en la base o cerca de tu abdomen, no sólo genera una sensación de naturalidad, sino que hace las fotos más íntimas y crea una experiencia más sensual. Si estás haciendo fotos de tu espalda o tus nalgas, quizá quieras intentar tomarte algunas cuando salgas de bañarte, la piel se ve mejor, más fresca y turgente. Dice mi amigo Antonio B, que un poco de crema o aceites también pueden ayudar mucho a la apariencia de la piel. Ponte lúbrico para la lente, sweetheart.

No todo son erecciones y posturas en cuatro

Si, quizá eso es lo que pareciera que atrae “más likes” y lo que todo mundo manda y todo mundo quiere ver, pero las cosas no son necesariamente así. Porque no te das una vuelta por internet y googleas The Male Nude, Man photographs of the male nude u otros libros por el estilo, seguro puedes encontrar muchos ejemplos de fotografías de lo más eróticas y que pueden servir de inspiración para hacer otras desde la comodidad de tu hogar.

Recuerda que tampoco tienes que estar desnudo siempre, si eres tímido, no estás seguro de querer mandar fotos completamente desnudo o el motivo que gustes, siempre puedes hacer fotos sugerentes. Quizá ponerte esa ropa interior que se te ajusta increíblemente y que da una idea clara de la firmeza de tus nalgas sea suficiente o esa ropa que hace que se te vean unas piernas espectaculares, unos jockstraps que te hacen sentir súper sexy, la remera con la que te ves genial o el shortcito ese chiquitin que te encanta ponerte cuando sales a correr. Todos estos pueden ser elementos para hacer unas muy buenas fotos.

Escoge un buen escenario

Un lugar que no puede fallar es tu recámara, con la cama tendida o sobre las sábanas como si acabaras de despertar, también está el escenario siempre confiable del baño, aunque a veces la iluminación no es la mejor ahí, pero se pueden hacer cosas muy creativas. Si puedes, evita esas fotos tomadas a prisa en baños públicos, la luz es mala, los ángulos son pésimos y nunca resaltan lo mejor de ti. 

Si tomas fotos en tu recámara o en el baño, lo que quieres es ser el centro de atención, la estrella y para que eso pase, es mejor si recoges la ropa tirada de hace tres días o la pila de toallas, es más no recojas, pero asegúrate de recortar todo eso de la foto, sólo necesitas un par de clics y listo. La atención tiene que estar puesta en ti. Ahora no te compliques, ni pienses demasiado. Igual que en arquitectura o cocina, a veces menos es más. La idea es que te veas casual, cómodo, sexy. 

Carpeta de fotos

Si vas a tomarte fotos desnudo, haz una carpeta para guardarlas (de preferencia una con contraseña). Y la verdad es que incluso si las fotos no son para mandarlas, puede ser un buen ejercicio de amor propio, tomarte unas cuantas fotos sólo para ti. Descubrir qué ángulos te gustan más, lo bien que puedes verte y reconocer lo atractivo que puedes resultar para ti mismo.  Juega con las luces, con los escenarios, con la ropa que te gusta y con las poses en las que te sientas más cómodo. 

Etiqueta de las nudes

  • No mandes fotos desnudo que no te son pedidas. Hacerlo es agresivo, te hace parecer poco educado y aumenta las posibilidades de que te bloqueen o te reporten por comportamiento inapropiado.  Ya sé que hay a quien si le gusta que le manden dick pics, pero si no tienes la certeza de que ese es el caso, no lo hagas.
  • La reciprocidad está padre, pero si tú escoges mandar una foto desnudo, eso no compromete al otro a mandarte una. Nadie tiene la obligación de mandarte fotos desnudo ¿ok?.
  • Siempre ten presente que una vez que mandas una foto por internet, tu control sobre ella es muy limitado y que las personas no siempre son respetuosas. Sé precavido. 
  •  NUNCA compartas las fotos que alguien más te envía. Sé una persona decente. En serio, no seas un machirulo más de esos que le anda diciendo a sus cuates “mira…este man me mandó su pack”. Te lo mandaron a ti y sólo a ti.
  • ¡Ama tu cuerpo, morro!