El doloroso matrimonio detrás de Star Wars.

Star Wars es una ópera espacial épica, que cambió por siempre el mundo del cine. El protagonista, Luke Skywalker, encuentra su destino en el mensaje de auxilio de la hermosa Princesa Leia Organa, líder de la rebelión contra el malvado Imperio Galáctico, cambiando el curso de este universo para siempre. Lo que no pudimos observar fue la otra batalla que se libró durante la filmación de esta saga: el matrimonio de George Lucas con su editora y primera esposa, Marcia Lucas. 

Esta es la historia de cómo el matrimonio de George Lucas, marcó por siempre las películas de Star Wars.

La industria cinematográfica es demandante, y muchos de los que han trabajado en ella dejan a un lado su vida personal. Esta pareja no fue la excepción, se sabe que George Lucas fue un visionario, pero también un adicto al trabajo. Cuestión clave que propició el divorcio de este matrimonio, y que pudo haber influenciado la relación que tuvo George con su obra. 

George Lucas y Marcia Griffin (su apellido de soltera), contrajeron nupcias en 1969, ella siendo una talentosa editora, que ya había trabajado con grandes directores como Martin Scorsese y  Steven Spielberg. Había sido editora  durante la producción de la primera y tercera entrega de la saga original de Star Wars. 

Desde la primera película, se conoce que el equipo de edición de Marcia Lucas fue responsable de salvar esta cinta, debido a que el corte original de George Lucas era lento y sin sentido. Marcia se encargó de darle la profundidad y emoción a los personajes. Se decía en la industria cinematográfica que George era conocido por poner a prueba la paciencia de los espectadores, algo que se vio reflejado en sus primeros trabajos como THX 1138 y American Graffiti. A pesar de que tenía un genialidad excepcional para realizar efectos visuales, carecía del talento y la sensibilidad para dirigir a sus actores y que estos pudieran transmitir emociones que cautivaran al público. Es ahí donde el trabajo de Marcia fue de vital importancia, porque ella al lado de George aconsejandolo, y no permitiendo que perdiera el piso, logró ayudarle a imprimir de emotividad las relaciones que tenían los protagonistas dentro de la historia. Generando en esta pareja un dúo poderoso que logró marcar época, siendo Star Wars un éxito taquillas durante la primavera de 1977.

Pero no todo era miel sobre hojuelas dentro de los estudios de Lucasfilms. Durante la producción de la secuela, el Imperio Contraataca de 1980, el matrimonio de George y Marcia corría peligro. Mientras que George se dedicaba a darle vida a su obra, por el otro lado Marcia había dejado formalmente su trabajo como editora para perseguir el sueño de comenzar una familia. Sin embargo, se sentía abandonada en su vida marital. Ella quería vivir experiencias en pareja, salir a restaurantes juntos y tener un modo de vida hogareño, por otro lado George no perdía la mirada en el trabajo, optando por una actitud más reservada y apática de comidas congeladas y tardes viendo televisión.

Una vez terminada la producción del Imperio Contraataca, ya había grandes planes para la continuación de esta saga, aunque George tenía otro proyecto en mente, comenzar una familia. Pero, el destino se había interpuesto nuevamente, debido a que a se le diagnostico infertilidad. Lo que llevó a la familia Lucas a adoptar a una niña en 1981, la cual llamaron Amanda. George Lucas había decidido en ese momento terminar con su ópera espacial.

Sin embargo, al haber creado la secuela perfecta, el mundo estaba sediento por una conclusión de la historia, debido a que grandes interrogantes se habían quedado abiertas, y la película había terminado en una nota muy oscura donde los buenos habían sido derrotados, sin mencionar uno de los más grandes giros en la historia del cine: Darth Vader era el padre de Luke. (¡Shhh, Spoilers!).

Fue entonces que George tuvo que decidir entre su familia y Star Wars, siendo un obsesivo controlador, decidió darle un apropiado fin a su proyecto, eligiendo a Star Wars. Sin embargo, George Lucas decidió establecer tiempos de trabajo moderados, donde mandaba a todos a casa a partir de las 6 de la tarde, para tener el resto del tiempo con su familia, compartir una cena casera con su esposa e hija y pasar tiempo de calidad con las personas que más amaba. Pero fue demasiado tarde, la relación ya estaba fracturada, y a pesar de los esfuerzo de George, la separación fue inminente. Marcia se había enamorado de un artesano llamado Tom Rodriguez.

Durante la filmación de la tercera entrega, El Regreso del Jedi, Marcia y George estaban en proceso de divorciarse, en 1983, año que se estrenó la cinta, también fue el año en el que su separación se volvió definitiva, siendo el estreno de esta película un momento agridulce en sus vidas. Marcia Lucas había regresado como editora en esta película, pero sus aportaciones no fueron oficialmente reconocidas, diversas fuentes  indican que su edición fue un elemento clave durante momentos emotivos de la historia, entre ellos estuvieron la muerte de Yoda y Darth Vader. Dando así una muestra del distanciamiento emocional que tenía George hacia el trabajo de quien recién se había convertido en su ex-esposa. Después de todo, una separación nunca es sencilla para nadie.

Durante esta última etapa, tal vez no haya sido intencionado, pero se pudo ver reflejado  demasiado castigo de manera simbólica hacia los personajes que mostraban deseo, pasión y enamoramiento. En pocas palabras: En el universo de Star Wars, las mujeres se habían convertido en perdición. 

Podemos observar cómo desde la primera película, Luke deseaba a la princesa Leia, intrigado por el enigma detrás del mensaje, él contemplaba su imagen por horas. Cuando ambos por fin se encuentran, durante un fuego cruzado dentro de la estrella de la muerte, Leia le da un beso a Luke “para la buena suerte”. Ese beso fue propuesto por Marcia durante la filmación. 

Posterior a eso, en El imperio contraataca (1980), después de que Luke logró liberarse del Wampa en la batalla de Hoth, durante su recuperación, en una escena eliminada, él y Leia comparten un momento de tensión romántica, la cual fue interrumpida por C3PO. Después vemos como entran en escena bandido espacial, Han Solo, y su inseparable compañero Chewbacca. Han Solo se dirige a Leia de manera petulante, afirmando que ella sentía una fuerte atracción por él, a lo que la princesa respondió robandole un apasionado beso a Luke frente a todos, dejando a un Luke anonadado y lleno de emoción por lo ocurrido. Sin embargo, en El Regreso del Jedi se da conocer que Leia es la hermana de Luke, condenando la primera muestra de afecto de la saga en un acto de incesto. La reacción de Mark Hamill y Carrie Fisher ante esta revelación fue capturada en ésta increíble fotografía.

Más adelante, surgió un amorío entre Leia y Han Solo, el cual recibió un terrible destino siendo congelado en carbonita después de una de las mejores escenas románticas de la historia del cine. Unido a esto, en la tercera entrega, Leia cayó prisionera de Jabba the Hutt cuando esta  intentó liberar a Han Solo, siendo obligada a ser esclava sexual, encadenada a su lado como un trofeo, luciendo un revelador bikini metálico. 

La escena progresa hasta el pozo del Sarlacc, donde Luke logra ejecutar un coordinado plan de escape, y durante la batalla, Leía encontró la oportunidad para liberarse y estrangular a Jabba con la misma cadena con la que la esclavizó. Talvez esta no fue una historia de amor, pero el deseo y lujuria de Jabba por poseer a la princesa, irónicamente se convirtió en su perdición. 

Incluso las precuelas no fueron la excepción. Pasaron casi dos décadas antes de que George Lucas volviera a trabajar nuevamente en Star Wars. , donde su mayor debilidad era el amor que tenía por la mujer que amaba, la Senadora Padme Amidala.  Su miedo a perderla lo llevó al lado oscuro, mostrando una vez más que en  Star Wars los sentimientos de amor siempre irán conducidos a la tragedia. El lado de la luz, la fuerza, siempre triunfó ante la oscuridad, pero el amor nunca fue celebrado. 

En una entrevista en 2002, George Lucas dijo haber estado enamorado solo dos veces “ Ambas ocasiones fueron experiencias completamente dolorosas” argumentando que no se volvería a casar debido que “las mujeres sienten atracción por mi por las razones equivocadas”.

La saga de Star Wars es una joya cinematográfica que ha marcado época en los corazones de los fans y la cultura popular. Sin embargo, un gran proceso fílmico refleja la realidad que sus autores vivieron. Las relaciones afectivas son un rasgo humano del que no estamos exentos. La cultura culpógena del desprendimiento emocional nos lleva a auto castigarnos en diversas ocasiones, experimentando un proceso de duelo en el que las personas llevamos un remordimiento por la coautoría de una separación amorosa, en la cual provocamos dolor al otro. Puede que George Lucas haya hecho lo posible por dejar atrás todo el dolor que vivió durante su separación, pero este siempre estará plasmado en su obra. 

Referencias: 

Chung, F. (17 de diciembre, 2015) news.com.au. The ‘secret weapon’ behind Star Wars. http://www.news.com.au/finance/business/media/the-secret-weapon-behind-star-wars/news- story/75eb078a8b14d93fce23b06e98805ffb 

Kurtz, G.(productor) Lucas, G.(director). 1977. Star Wars. Estados Unidos: Lucasfilms LTD. 

Kurtz, G. (productor) Kershner, I (director). 1980. Star Wars: El imperio contraataca. Estados Unidos: Lucasfilms LTD. Kazanjian, H. Lucas, G. (producción). Marquand, R. (director). 1983. Star Wars: El regreso del Jedi. Estados Unidos: Lucasfilms LTD.